Compartir
Somos los amos del patinaje callejero

Somos los amos del patinaje callejero

 

 

Los roller skaters son los amos del patinaje callejero. Cada vez es más la gente que se inicia en este deporte y además lo hace a distintas edades. Aunque no todos llegan a  niveles profesionales (como éstos) que te quitan la respiración cuando los ves moverse, sí llegan a una práctica frecuente que los hacen equiparse con todos sus accesorios.

Lo primero que necesitas, si no lo tienes ya, son unos patines. La velocidad depende de la medida de los rodamientos (ABEC) y va hasta el 9. Para principiantes está bien que utilices entre un 3 o un 5. Luego, depende el uso que los vayas a dar: para pasear, jugar al hockey, hacer slalom (pasar conos) o ir por las calles dando saltos y sorteando obstáculos.

La ropa

Si eres una chica, podríamos sugerirte plantarte unos leggins bien chillones y una camisetita corta por encima del ombligo sea la estación que sea, pero la verdad es que irías muy sexy… y poco práctica.

La ropa ideal para el patinaje es aquella con la que estés más cómoda. Las mallas son perfectas. Puede ser ancha o elástica (que no estrecha. Las prendas elásticas permiten el movimiento, las estrechas ¡no!), pero la premisa fundamental es que te dejen moverte. El tejido debe ser traspirable. No te pongas una sudadera de algodón ni de licra en la que te quedes pegada a la primera sudada.

Si eres un chico, puedes engancharte a la versión hip-hopera o rapera: pantalones anchos y camisetas que se ven de lejos; o por la cañera: pantalones elásticos y camisetas negras, más discreto.

Protecciones

Tengas o no destreza en el patinaje, lo normal es que alguna vez te vayas al suelo (este deporte es lo que tiene). Muchos patinadores reniegan de ellas porque quedan mal o les parecen incómodas y antiestéticas. ¡Ah! Y se ponen por fuera de la ropa, que no son espinilleras.

 

El casco es imprescindible, ya que te puede ahorrar más de un susto si te das en la cabeza. Los hay especiales para el patinaje, pero te puede valer el de la bicicleta si es que montas y tienes.

Las muñequeras están reforzadas por un plástico duro para que te libres de roturas si te caes. Lo mismo el reloj te molesta un poco, así que quitárselo tampoco es mala opción. Si lo tuyo es el patinaje en invierno y no quieres pasar frío, pruébatelas con un guante cuando te las compres por si tienes que pillar una talla más grande.

Las rodilleras y coderas puede que no queden muy estéticas, pero en el fondo no se trata de que vayas super cool, sino más bien de que te evites romperte el menisco en una de estas. Ambas suavizan los impactos. Si no quieres ir dando la nota con colores estridentes, opta por el negro que siempre es un acierto. Las que tienen velcro se ajustan mejor que las de gomas, y dan la sensación de que oprimen menos.

Comentarios Facebook

Dejar un Comentario